conocer cuál es nuestro mejor método de aprendizaje