preparadores de oposiciones

Los recursos materiales y personales para la atención del alumnado que presenta necesidades educativas especiales. Recursos de los centros. Recursos externos a los centros. Colaboración entre servicios específicos y ordinarios.

RESUMEN DEL TEMA 7 DEL TEMARIO OFICIAL DE LA ESPECIALIDAD DE PEDAGOGÍA TERAPÉUTICA

 

Autor: Ana Gómez Pulido

 

Esquema: 

1. Introducción

2. Los recursos materiales y personales para la atención del alumnado que presenta necesidades educativas especiales.

2.1 Definición de alumno con necesidades educativas especiales.

2.2 Los recursos materiales y personales.

A. Los recursos materiales.

B. Los recursos personales.

3. Recursos de los centros.

4. Recursos externos a los centros.

5. Colaboración entre servicios específicos y ordinarios.

6. Conclusión.

7. Referencias bibliográficas y documentales.

 

1. INTRODUCCIÓN

Desde que la Constitución Española en 1978 otorgara a todos los españoles y extranjeros residentes en España el derecho a la educación, y asegurará que la Administración sería la encargada de velar por el cumplimiento de este reconocimiento, en España, han ido apareciendo distintas leyes y aportaciones para el desarrollo de este derecho.

En este sentido, la Ley de Integración Social de los Minusválidos de 1982, desarrolló como principios para la atención de estas personas, entre otros,  los principios de integración, normalización e  individualización. Principios que como vamos a ver con el desarrollo de los distintos epígrafes que forman parte de este tema, van a influir directamente en el contenido que nos ocupa; los recursos personales y materiales para la atención de alumnos con necesidades educativas especiales. Principios que en lo referente a la educación, quedaron recogidos en la publicación de la primera ley constitucional de carácter educativo, la Ley Orgánica General del Sistema Educativo de 3 de octubre de 1990 (LOGSE). 

Esta, en sus artículos 36 y 37, dio un gran salto en lo referente a la atención a la diversidad, reconociendo a cada individuo su derecho a ser diferente, y asegurando a los centros sostenidos con fondos públicos los recursos tanto personales, como materiales y organizativos, necesarios para que esta atención se diera de manera satisfactoria. 

Actualmente, en lo que a normativa educativa se refiere, debemos nombrar a la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo, de Educación (LOE) y a la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE). La primera por ser el eje que vertebra nuestro sistema educativo, y la segunda, por desarrollar un artículo único de modificación de la primera.

En lo referente a la LOMCE, decir  está formada por un preámbulo con 15 apartados, un único artículo, (como ya hemos dicho), con 109 modificaciones de la LOE, 5 disposiciones adicionales, 2 disposiciones transitorias y 6 disposiciones finales.  Y que si bien es cierto que reforma parcialmente el Título II de Equidad en la Educación en sus modificaciones 57, 58 y 59. Esta reforma no afecta a sus principios de manera sustancia (véase tema 2).

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), en su artículo 112 de “Medios materiales y humanos”, establece que corresponde a las Administraciones educativas dotar a los centros públicos de  los medios materiales y humanos necesarios para ofrecer una educación de calidad y garantizar la igualdad de oportunidades en la educación. Del mismo modo, asegura que los centros dispondrán de la infraestructura informática necesaria para garantizar la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación en los procesos educativos. En el mismo artículo, también dispone que los centros que escolaricen alumnos con necesidades educativas especiales (en adelante acnee), recibirán recursos complementarios necesarios para atender adecuadamente a este alumnado. Artículo que no se ve modificado por la LOMCE. 

Lo que si hace la LOMCE es añadir un artículo nuevo el 111 bis dedicado a las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Indicando entre otras cosas que se promoverá el uso, por parte de las Administraciones educativas y los equipos directivos de los centros, de las Tecnologías de la Información y la comunicación en el aula, como medio didáctico apropiado y valioso para llevar a cabo las tareas de enseñanza y aprendizaje.

Además de este artículo, como veremos a continuación, existen otros más propios para la atención de acnee, que también especifican cómo debe ser la organización de los recursos para estos alumnos. 

En el desarrollo de este tema, se va a hablar en primer lugar de la definición de acnee, dado que son los alumnos protagonistas del tema y a quienes van dirigidos todos los recursos de los que vamos a hablar. En segundo lugar, se hará una reflexión sobre los recursos materiales y personales para la atención de estos alumnos. Continuaré ya si especificando los propios de los centros (haciendo una mención especial por su importancia actual a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC)), y los externos a los centros. Y se finalizará resaltando la importancia de la colaboración de los servicios específicos y los ordinarios para ofrecer a los acnee una enseñanza de calidad.

 

2. Los recursos materiales y personales para la atención del alumnado que presenta necesidades educativas especiales.

2.1 DEFINICIÓN DE ACNEE.

El concepto de acnee, implica un cambio conceptual importante, cambio, que lejos de ser un término más para denominar a los alumnos y alumnas con minusvalía, deficiencia, discapacidad…, implica una nueva forma de plantear su educación.

2.2 LOS RECURSOS MATERIALES Y PERSONALES.

¿Qué importancia otorga la LOE a estos recursos?

Debemos resaltar que esta, introduce el concepto de acnee en uno más amplio. En el concepto de alumno con NECESIDAD ESPECIFICA DE APOYO EDUCATIVO, junto con los alumnos con altas capacidades,  los alumnos de integración tardía al sistema educativo, y la LOMCE en este sentido, añade una sección cuarta dentro de este concepto, que es el alumnado con dificultades específicas de aprendizaje. 

A. LOS RECURSOS MATERIALES. 

El recurso material es el que el maestro puede utilizar para planificar y desarrollar las actividades de enseñanza y aprendizaje. 

B. LOS RECURSOS PERSONALES.

En cuanto a los recursos personales, como ya hemos visto en el inicio del tema, deben ser proporcionados, del mismo modo que los materiales, por la Administración educativa parar ofrecer una enseñanza de calidad a los alumnos que nos ocupa.

 

3. RECURSOS DE LOS CENTROS.

Una vez definidos tanto los recursos materiales con los personales, empezaremos con los propios del centro.

Debemos tener en cuenta, que dependiendo del centro del que hablemos, podremos contar con unos recursos o con otros. No es lo mismo hablar del centro específico que del centro ordinario. Vamos a partir de la base, que los alumnos, independientemente del centro en el que estén escolarizados, van a poder contar con los recursos materiales y personales que requieran, debido a que como ya hemos visto, así se establece en la normativa. De esta forma, no debemos centrarnos tanto en el tipo de centro y si en las necesidades de nuestro alumnado. 

 

4. RECURSOS EXTERNOS A LOS CENTROS.

En cuanto a los recursos materiales externos a los centros, se debe hacer referencia, si estamos hablando del centro ordinario, a los Centros Específicos de Educación (CEE). Centros que gracia a la LOGSE, ampliaron su campo de actuación, ya que no solo deben atender a los acnee más gravemente afectados de manera temporal o transitoria, sino también, deben servir como centro de recursos a todos los profesionales que trabajan en la atención de acnee en centros ordinarios.

En relación a los recursos personales, debemos nombrar los siguientes:

Equipos de Orientación Educativa y Psicopedagógica Generales y  equipos de Atención temprana.

Equipos Específicos de Orientación Educativa y Psicopedagógica.

El Servicio de Inspección Educativa

 

5. COLABORACIÓN ENTRE SERVICIOS ESPECÍFICOS Y ORDINARIOS.

Antes de empezar con este apartado, es necesario reflexionar sobre lo que se entiende por servicio especifico y servicio ordinario, reflexión que puede derivarnos hacia varias respuestas distintas.

La primera, cuando hace referencia al servicio ordinario, engloba a aquellos servicios con los que cuenta el centro de manera habitual como son los tutores, los distintos especialistas…. y considera servicio específico aquel del que se vale el centro para una determinada tarea y que de manera habitual no se encuentra en los centros como pueden ser los ya nombrados EOEPs.

La segunda, cuando se refiere a los servicios ordinarios, hace referencia a todos aquellos pertenecientes a la Administración Educativa, es decir a los profesionales del centro y al EOEP, EAT… y son servicios específicos aquellos de los que la escuela se vale pero son de carácter más bien social como los servicios sociales, ONG, ONCE, o de carácter sanitario.

 

6. CONCLUSIÓN.

En el desarrollo del tema, se ha podido comprobar la importancia que tiene la dotación, organización y coordinación de recursos personales y materiales en el centro y fuera del centro, para el desarrollo de una propuesta curricular de calidad para aquellos alumnos que presentan algún tipo de necesidades educativas especiales.

Debemos partir del principio de que el ambiente escolar debe ser, prioritariamente, un ambiente de aprendizaje, que deberá estar constituido por algo más que por edificios, mobiliario y su disposición. El ambiente escolar, deberá estar constituido por todo lo anteriormente mencionado, y los elementos y recursos que se precisan en el proceso de enseñanza y aprendizaje, en armonía con los objetivos que se pretenden lograr y el estilo de programas y de criterios metodológicos que se proponen los profesores.

Los principios de individualización de la enseñanza y normalización educativa, principios que marcan la educación de acnee, deben estar también presenten en la utilización de recursos. Es decir, desde la escuela, se debe intentar proporcionar a estos alumnos los mismo recursos que a sus compañeros, sin olvidar sus características individuales por lo que en muchos casos, será necesario adaptarlos o incluso tener que utilizar algunos más específicos como hemos visto en el desarrollo del tema. En definitiva, los materiales utilizados con alumnos con necesidades educativas especiales, no se caracterizan por su especificidad (es decir, no tienen que ser necesariamente distintos  a los materiales ordinarios) sino por el uso funcional que se hace de ellos, utilizándose en relación directa con la habilidad u objetivo educativo que queremos desarrollar y la competencia curricular del alumno. Siendo por lo tanto estos recursos medios y no fines en si mismos.

Ya que no debemos olvidar, que dentro del modelo Pedagógico actual, y gracias al ya nombrado principio de Normalización, “la educación debe ser sólo una, con distintos ajustes para dar respuesta a la diversidad de las necesidades educativas  de los alumnos, dentro de un contexto lo más normalizado posible”.

 

7. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y DOCUMENTALES.

  • BABÍO GALÁN, MERCEDES y otros. (1991): Recursos materiales para alumnos con necesidades educativas especiales. Orientaciones. Enero 1991.MEC.
  • CUADRADO GORDILLA, I y otros (1998): Alumnos con Necesidades Educativas Especiales. Pensamiento del profesorado sobre la necesidad de adaptación de materiales didácticos. UNIVERSIDAD DE EXTREMADURA.
  • GARCÍA LORENTE, Mª C y otros (1996): Tema 6. recursos materiales. Ayudas materiales como medio de acceso al currículo. MEC.
preparadores de oposiciones

Todos nuestros temas son ORIGINALES y elaborados por FUNCIONARIOS DE CARRERA EN ACTIVO. Además se ACTUALIZAN, de forma gratuita, periódicamente.