preparadores de oposiciones

La educación literaria en el contexto escolar. Manifestaciones literarias más importantes aplicadas a la Educación Primaria. Técnicas y estrategias de utilización de la literatura infantil y juvenil. La biblioteca escolar y la biblioteca de aula como recursos didácticos en la educación literaria.

RESUMEN DEL TEMA 16 DEL TEMARIO OFICIAL DE LA ESPECIALIDAD DE EDUCACIÓN PRIMARIA

 

Esquema:

  1. Introducción
  2. La educación literaria en el contexto escolar.
    1. 2.1.  La competencia literaria. Competencia y operacionescognitivas
    2. 2.2.  Objetivos específicos de la educación literaria
  3. Manifestaciones literarias mas importantes aplicadas a la Educación Primaria.
    1. 3.1.  La poesía
      3.1.a. Génesis de la poesía para niños
    2. 3.2.  Cuentos y narrativa 3.2.a. El cuento3.2.b. La novela para niños: elementos constitutivos
    3. 3.3.  Teatro y dramatización3.3.a. Elementos fundamentales del drama3.3.b. La dramatización como recurso educativo
    4. 3.4.  El tebeo, imagen y palabra3.4.a. Características de los tebeos 3.4.b. Su influencia en el niño

4. Técnicas y estrategias de utilización de la literatura infantil y juvenil

  1. 4.1.  La selección de obras y la actividad formativa
  2. 4.2.  Técnicas y estrategias
  1. La biblioteca escolar y la biblioteca de aula como recursos didácticos en la educación literaria.
    1. 5.1.  La biblioteca y la información
    2. 5.2.  La biblioteca y la lectura recreativa
    3. 5.3.  Organización y funcionamiento de la biblioteca5.4.a. Espacio y equipamiento
      5.4.b. Clases de libros en la biblioteca escolar y de aula 5.4.c. Servicios esenciales en la biblioteca escolar
  2. Conclusión
  3. Referencias bibliográficas y documentales.

 

1. INTRODUCCIÓN

La puesta en práctica de la competencia literaria implica la consecución de habilidades comunicativas directamente relacionadas con varias actividades que ha de realizar el alumno: con la comprensión lectora, con la adquisición de hábitos de lectura, con la capacidad para el análisis y la interpretación de los textos, con la disposición afectiva que conduce al disfrute de las obras literarias y al menos metodológicamente, con la escritura de textos producidos con intención literaria.

La Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) establece que “la finalidad de la Educación Primaria es facilitar a los alumnos y alumnas los aprendizajes de la expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, el cálculo, la adquisición de nociones básicas de la cultura , y el hábito de convivencia así como los de estudio y trabajo, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad, con el fin de garantizar una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos y alumnas y de prepararlos para cursar la con aprovechamiento la Educación Secundaria Obligatoria”.

El RD 126/2014 de 28 de febrero que establece el currículo básico de la Educación Primaria señala como uno de los objetivos de esta etapa desarrollar hábitos de lectura. Asimismo dicho decreto establece en su artículo 9 que a fin de fomentar el hábito de lectura se dedicará un tiempo diario a la misma.

No podemos olvidar que la reflexión literaria a través de la lectura, comprensión e interpretación de textos significativos favorece el conocimiento de las posibilidades expresivas de la lengua, desarrolla la capacidad crítica y creativa del alumnado, le da acceso al conocimiento de otras épocas y culturas y le enfrenta a situaciones que enriquecen su experiencia del mundo y favorecen el conocimiento de uno mismo.

En la etapa de Primaria el currículo se centra en favorecer experiencias placenteras con la lectura y la recreación de textos literarios. Los niños y niñas de esta etapa se encuentran en el estadio de las operaciones concretas (de 7 a 11-12 años). Para pensar utiliza cada vez más las palabras que las imágenes y se vuelve más comunicativo. La literatura puede ejercer es este período gran influencia por la cantidad de modelos que ofrece con puntos de coincidencia en su forma de sentir y pensar. La literatura fantástico-realista se acopla muy bien al niño. De aquí su preferencia por los cuentos fantásticos y las aventuras; la vida de los animales, las ficciones legendarias, los deportes, los experimentos… En cuanto a su forma estos libros necesitan argumento dinámico con equilibrada proporción entre diálogos y acción.

A lo largo del tema reflexionaremos sobre el desarrollo de la competencia literaria en el contexto escolar, qué géneros literarios se aplican en la Educación Primaria, cuáles son los criterios para la selección de obras y textos, así como las técnicas y estrategias que se pueden utilizar y, por último, la biblioteca escolar y la biblioteca de aula como recursos educativos.

 

2. LA LITERATURA ESPAÑOLA EN EL CONTEXTO ESCOLAR.

El objetivo central de la enseñanza de la lengua y la literatura es el desarrollo de la competencia comunicativa de los estudiantes, en la medida en que dicha competencia determina de manera decisiva la construcción del sujeto. Pero, ¿cómo se comportan los textos literarios en la consecución de este objetivo?

2.1. La competencia literaria: componentes y operaciones cognitivas.

La literatura es un discurso necesario que ejerce una influencia decisiva en la construcción del sujeto, y puesto que esta construcción se consigue, en líneas generales, mediante la puesta en práctica de la competencia comunicativa, ahora nos referiremos a la competencia literaria que ha ejecutar el lector para activar aquellas virtualidades significativas que los textos literarios aportan para el desarrollo de la competencia comunicativa general.

2.2. Objetivos específicos de la educación literaria.

  •  Los objetivos afectivos
  •  Los objetivos cognitivos y metacognitivos.
  •  Los objetivos metalingüísticos
  • Los objetivos ético-discursivos

 

3. MANIFESTACIONES LITERARIAS MÁS IMPORTANTES APLICADAS A LA EDUCACIÓN PRIMARIA.

La mayoría de los autores descarta aplicar los géneros tradicionales a la literatura infantil y juvenil porque “sus parámetros no sirven para medir esta literatura” y optan por una clasificación básica que comprende la poesía, la narrativa y el teatro.

3.1. La poesía

La poesía se presenta para el niño como la gran oportunidad para manejar palabras, contemplarlas desde distintos ángulos y jugar con ellas. En la poesía infantil, sobre todo, el valor informativo pierde terreno ante el reclamo lúdico.

 

3.1.a. Génesis de la poesía para niños

3.2. Cuentos y narrativa

3.2.a. El cuento

 

El cuento puede considerarse desde una doble perspectiva: la acción de contar que lo determina y su contenido. La acción de contar o de relatar un hecho se encuentra dentro de la narrativa. El relato puede basarse en un hecho real, y entonces hablamos de historia; o referir un hecho inventado, al que le comunica apariencia de realidad y entonces hablamos de cuento.

3.2.b. La novela para niños: elementos constitutivos.

Al hablar de narrativa para niños se insiste mucho en los cuentos, cuando en realidad, el niño, a partir de los 9 años, e incluso antes, lo que más lee no es cuento, sino novela.
En la actualidad la novela para niños registra su máxima floración y presenta variedad temática y argumental. Aunque la tendencia a la experimentación formal, se ve frenada por las características del lector.

Elementos constitutivos de la novela: asunto, caracterización y marco.

En toda novela aparecen de manera determinante el asunto, la caracterización y el marco. Y cada uno de estos factores entronca con los demás.

3.3. Teatro y dramatización

La singularidad del teatro frente a los otros géneros radica en que a la expresión lingüística hay que añadir otros recursos que resumimos en la expresión corporal, la expresión plástica y la expresión rítmico musical.

3.3.a. Elementos fundamentales del drama

 

Personajes
Conflicto
Espacio

Tiempo
Argumento Tema

3.3.b. La dramatización como recurso educativo

La dramatización constituye una de las actividades más brillantes entre las encuadradas en la concepción globalizadora de la literatura infantil.

3.4. El tebeo, imagen y palabra

Antonio Martín define el tebeo como “una historia narrada por medio de dibujos y textos interrelacionados, que presentan una serie progresiva de momentos significativos de la misma, según la selección hecha por el narrador. Cada momento, expresado por medio de una ilustración, recibe el nombre genérico de viñeta. Los textos, que pueden existir o no, según las necesidades narrativas, permiten significar todo aquello que los protagonistas de la acción sienten”.

3.4.a. Características de los tebeos

3.4.b. Su influencia en el niño

 

4. TÉCNICAS Y ESTRATEGIAS DE UTILIZACIÓN DE LA LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL.

4.1. La selección de obras y la actividad formativa.

El tratamiento de la literatura en Educación Primaria ha de orientarse al desarrollo de habilidades y dominios que desempeña. Para ello es fundamental elegir adecuadamente las obras que aporten en mayor grado la funcionalidad formativa.

4.2. Técnicas y estrategias

La planificación de actividades, destinadas al desarrollo de la competencia literaria y a la adquisición de hábitos lectores, debe partir de la creación de situaciones comunicativas literarias en el interior de las aulas claramente diferenciadas de cualquier otra situación comunicativa. De esta manera las peculiaridades enunciativas y pragmáticas de los propios textos podrán aprovecharse con relativa facilidad para suscitar la implicación subjetiva y correspondiente actividad interpretativa de los lectores. Debemos enseñar a disfrutar de las virtualidades expresivas y semánticas del lenguaje, antes que enseñar las diferentes categorías del análisis teórico y filológico.

 

5. LA BIBLIOTECA ESCOLAR Y LA BIBLIOTECA DE AULA COMO RECURSOS DIDÁCTICOS EN LA EDUCACIÓN LITERARIA.

La biblioteca escolar y la biblioteca de aula son un elemento indispensable en el marco general del proceso enseñanza-aprendizaje. Su utilidad como recurso para la ampliación de la actividad docente y para el refuerzo de una auténtica educación integral, justifica su creación en los centros escolares y los esfuerzos por cuidar su funcionamiento.

Para que una biblioteca escolar cumpla sus funciones, sin quedar reducida a un mero equipamiento de depósito y almacenamiento de documentos, ha de modificar la pedagogía del libro de texto como fuente única y exclusiva de conocimiento a otra donde la variedad de fuentes de información sea la norma. Donde la autonomía del alumno para acceder al documento sea un requisito fundamental. En este sentido, la biblioteca escolar promueve nuevas relaciones curriculares, convirtiéndose en un instrumento de la calidad educativa que tanto se demanda.

5.1. La biblioteca y la información

Uno de los principales papeles de toda biblioteca, y por tanto, de la escolar y la de aula es proporcionar información.

5.2. La biblioteca y la literatura recreativa

Aparte de los libros de consulta o documentales, paralelos al desarrollo del currículo escolar, la biblioteca no debe descuidar la lectura recreativa. Cada etapa de desarrollo del niño tiene sus propias necesidades de lectura.

5.3. Organización y funcionamiento de la biblioteca

5.3.a. Espacio y equipamiento

5.4.b. Clases de libros en la biblioteca escolar y de aula

5.4.c. Servicios esenciales en la biblioteca escolar

 

4. CONCLUSIÓN

La literatura infantil potencia el contacto interactivo del alumno-lector con múltiples textos que tienen la peculiaridad de desarrollar sus habilidades y sus capacidades de recepción, activando selectivamente los conocimientos y aplicando las estrategias que el texto y el objetivo de la lectura requieran.

En síntesis, se trata de potenciar la formación literaria orientada al disfrute de la obra literaria. La satisfacción que genera una lectura literaria no es similar cuando se posee una competencia particularmente limitada a cuando se posee otra más extensa. Pero, aun siendo necesario el conocimiento y el aprendizaje de saberes teóricos que potencian la valoración y el disfrute de la literatura, este tipo de conocimientos teóricos no constituyen la finalidad básica de la formación literaria ni el eje central de la actividad escolar sobre el “estudio” de la literatura. En su lugar deben estar aquellos saberes que permiten vivirla, integrarla en la experiencia personal.

 

5.BIBLIOGRAFÍA

CERVERA, J. (1991) Teoría de la literatura infantil. Bilbao. Ediciones Mensajero. Universidad de Deusto.
DURBAN ROCA, G. (2010) La biblioteca escolar, hoy. Un recurso estratégico para el centro. Barcelona Graó

GARCÍA PADRINO J. y MEDINA A. (coords.) (1998) Didáctica de la lengua y la literatura. Madrid. Editorial Anaya.

preparadores de oposiciones

Más resúmenes de Temas