preparadores de oposiciones

Principios de intervención educativa de educación infantil. El enfoque globalizador. Sentido y significatividad del aprendizaje. Una metodología basada en la observación y en la experimentación. Su concreción en el marco del proyecto curricular (propuesta pedagógica en la Etapa Infantil).

RESUMEN DEL TEMA 12 DEL TEMARIO OFICIAL DE LA ESPECIALIDAD DE EDUCACIÓN INFANTIL

 

Autora: Fuensanta Moreno

Esquema:

1. Introducción

2. Principios de intervención educativa de educación infantil 2.1.- Principios Generales de la Etapa Infantil.
2.2.- Principios de intervención pedagógica

3. El enfoque globalizador 3.1. La globalización

3.2. Metodología de los centros de interés 3.3. Un día de clase de los más pequeños

4. Sentido y significatividad del aprendizaje. 4.1. El aprendizaje significativo
4.2. Rincones de actividad
4.3. Metodología por talleres

5. Una metodología basada en la observación, en la experimentación. 5.1. Enseñanza temprana en la resolución de problemas.

5.1.1. En el primer ciclo.

5.1.2. En el segundo ciclo 5.2. Los proyectos en el aula. 5.3. El juego

6. Su concreción en el marco del proyecto curricular (Propuesta pedagógica).

6.1. Propuesta Pedagógica
6.2. Decisiones relativas al cómo enseñar

7. Conclusiones

8. Referencias bibliográficas y documentales.

1. INTRODUCCIÓN

La Etapa de Educación Infantil, es una etapa con identidad propia y con carácter educativo, en la que se atenderá al desarrollo integral del niño- En La Ordenación y principios pedagógicos de la Etapa Infantil, se señala que “Los métodos de trabajo en ambos ciclos se basarán en las experiencias, las actividades y el juego y se aplicarán en un ambiente de afecto y confianza, para potenciar su autoestima e integración social”(Art. 14 LOMCE)· Los centros que imparten Educación Infantil, ejerciendo la autonomía que les confiere la normativa vigente, adaptarán el currículum prescriptivo a su realidad, por lo que los docentes deberán decidir, cuáles son los métodos de trabajo más adecuados para su alumnado, adaptándose a las características del entorno, y a las particularidades de su alumnado..

No existe un método único, puede hablarse de un enfoque más o menos adecuado que se ajuste a las peculiaridades de las diversas situaciones educativas, que se traduce en un conjunto de posibilidades entre las se deben decidir la más idónea para el grupo, como consecuencia de una reflexión y una adecuación a la realidad, respetando a las distintas individualidades que van a componer el grupo y a sus ritmos de aprendizaje.

En este tema se propone un análisis de los distintos elementos, sin carácter prescriptivo, que facilitan el proceso de enseñanza, aprendizaje en los niños y niñas de educación infantil.

2. PRINCIPIOS DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA DE EDUCACIÓN INFANTIL

Los principios de intervención educativa son los fundamentos o aspectos claves que ayudan a nuestros alumnos/as al desarrollo de las capacidades establecidas en los objetivos que nos hemos propuesto. Los principios son, por lo tanto, un elemento necesario para la estructuración del proceso de enseñanza- aprendizaje.

Los principios de intervención educativa tienen su origen en la Escuela Nueva (Montessori, Agazzi, Decroly, Froebel, etc.), así como en las distintas corrientes psicológicas.

La Ley Orgánica 2/2006, de Educación de 3 de mayo (LOE) modificada por la Ley Orgánica 8/2013 para la mejora de la calidad educativa (LOMCE) establece una serie de principios generales por los que se debe regir esta etapa.

2.1. – Principios Generales de la Etapa Infantil

Artículo 12. Principios generales.

Artículo 14. Ordenación y principios pedagógicos.

2.2. Principios de intervención pedagógica.

El hecho de orientar y dar sentido educativo a la Educación Infantil, nos lleva a la necesidad de explicitar los principios de intervención pedagógica de esta etapa que impregnan todo el currículo:

1) Partir del nivel de desarrollo del alumnado.

2) Asegurar la construcción de aprendizajes significativos.

3) Posibilitar que los niños realicen aprendizajes significativos por sí solos.

4) Modificar los esquemas de conocimiento que el alumno posee.

5) El principio de actividad.

6) Aspectos afectivos y de relación

7) El educador en el centro de Educación Infantil

3. EL ENFOQUE GLOBALIZADOR

Parece adecuado adoptar un enfoque globalizador, de forma que los aprendizajes se produzcan como producto de múltiples conexiones entre lo nuevo y lo sabido. Esto supone proponer a los niños y niñas secuencias de aprendizaje, elaboración de proyectos y resolución de problemas que tengan sentido para ellos, y que supongan un conjunto de actividades relacionados entre sí, donde el alumno sea el que construya y sea el verdadero protagonista del aprendizaje.

3.1. La globalización

El niño cuando es pequeño tiene conocimientos globales no parciales del mundo que le rodea, se puede decir que el conocimiento de la realidad constituye un proceso activo por medio del cual la persona interpreta parcelas de la misma, establece relaciones y atribuye

significados. Establece conexiones entre lo nuevo y lo vivido.

3.2. Metodología por centros de interés

El precursor de este método fue Ovide Decroly (1871-1932), fundamentada en trabajos psicológicos. Consiste en agrupamiento de contenidos y actividades educativas realizadas en torno a temas centrales de gran significado para el alumno-a.

Las fases de los centros de interés son las siguientes:

1  Observación

2  Asociación

3  Expresión

3.3. Un día de clase de los más pequeños

El juego y las rutinas son las principales actividades en este ciclo que proporcionan elementos globalizadores que aglutinan los objetivos y contenidos de la educación Infantil.

Las rutinas de la vida cotidiana son los momentos en que niños y niñas realizan actividades que dan una respuesta equilibrada a sus necesidades vitales tanto físicas como afectivo-emocionales.

4. SENTIDO Y SIGNIFICATIVIDAD DEL APRENDIZAJE.

Los aprendizajes que el niño realiza han de estar conectados con sus experiencias previas, para que sean significativos. Este es un concepto planteado por Ausubel, el cual se opone al aprendizaje memorístico y repetitivo, se refiere a la posibilidad de establecer vínculos entre lo que sabe y lo que va a aprender. Es un proceso de construcción que tanto el educador como el alumno deben tener una actitud activa.

4.1. El aprendizaje significativo

El aprendizaje no se produce por la suma o acumulación de nuevos conocimientos a los que ya posee la persona que aprende, sino que supone relaciones entre lo nuevo y lo ya sabido. Es un proceso global de acercamiento a la realidad que quiere conocer el individuo, que será de mayor valor en la medida en que las relaciones se establezcan y los significados que se construyan sean más amplios y diversificados.

La funcionalidad y la memorización comprensiva son unas de sus características más destacadas.

Un aprendizaje es funcional cuando puede ser utilizado inmediatamente para resolver una situación problemática, cuando sirve para algo lo que se acaba de aprender, o para adquirir nuevos aprendizajes.

4.2. Rincones de actividad

La organización por rincones, no debe suponer una mera distribución de zonas más o menos adecuadas a las diferentes edades de los niños, sino que requiere una intencionalidad educativa específica. Supone la libre elección de cada niño y niña, dando respuesta a sus intereses y necesidades a través del juego espontaneo. Es protagonista de su propio aprendizaje, resuelve sus dudas y se comunica. Responde a una estrategia metodológica donde se unifica el juego y el trabajo. La distribución del tiempo es voluntaria, los niños y niñas determinan cuando finaliza una actividad y cuándo empieza una nueva.

4.3. Metodología por talleres

La organización del trabajo por talleres, se utiliza a veces como extensión a la propuesta de rincones, en muchas ocasiones se denominan los rincones con el nombre de talleres. La diferencia principal estriba que en general en los talleres se desarrolla un tema, consigna o propuesta determinada.

El taller configura una nueva experiencia de enseñanza-aprendizaje

5. UNA METODOLOGÍA BASADA EN LA OBSERVACIÓN, EXPERIMENTACIÓN Y JUEGO

La observación y la experimentación son técnicas que refuerzan la construcción de aprendizajes significativos.
Según la normativa vigente, los métodos de trabajo en esta etapa educativa se basarán en las experiencias, las actividades y el juego. La observación, experimentación y como técnicas reforzadoras del aprendizaje significativo y elementos básicos del constructivismo, donde los alumnos van crear sus propios aprendizajes.

La observación se desarrolla en los niños/as desde el momento en el que nacen, exploran los objetos con la vista, el tacto, la boca, etc., y van adquiriendo nociones sobre las cualidades de los objetos. Pero esta observación es asistemática y afectiva, y se encuentra limitada por el pensamiento sincrético propio de la etapa infantil. El educador/a deberá ayudar al niño/a a realizar una observación cada vez más sistematizada y reflexiva, ayudándole a extraer la máxima información del entorno en el que se desarrolla.

5.1. La enseñanza temprana de resolución de problemas

5.1. 1. En el primer ciclo

Es fundamental en la enseñanza temprana facilitar a los niños-as el desarrollo sensorial y perceptivo. El objetivo de este programa es que el niño adopte una actividad de búsqueda ante la realidad, en la interacción con los objetos, como actuar sobre los mismos para conseguir determinados efectos.

Kamii y De Vries proponen el siguiente programa de actividades:

1. Llevar a los niños a explorar los objetos para explorarlos y descubrir sus relaciones.

2. Llevar a los niños a actuar sobre los objetos para producir un efecto deseado.

3. Llevar a los niños a ser conscientes de cómo se ha logrado el efecto deseado.

4. Invitar a los niños a explicar las causas de lo observado

5.1.2. En el segundo ciclo

Las propuestas anteriores son aplicables en el segundo ciclo, pero el hecho de poseer mayores recursos cognitivos facilita la resolución de problemas.

5.2. Los proyectos en el aula

Los proyectos son una propuesta metodológica desarrollada por Kilpatrick, que son definidos por Muñoz y del Rosario Díaz como “opción metodológica basada en la investigación- acción, cuyo objetivo es organizar los contenidos curriculares bajo un enfoque globalizador y

significativo, relacionando los contenidos escolares con los de la vida cotidiana”.

5.3. El juego

El juego evoluciona a lo largo de la vida de los niños y niñas. Antes de los dos años, desarrollan lo que se denominan juegos funcionales. Su interés se centra en actuar sobre los objetos y todos los juegos tienen una gran competencia sensorial y motor. Posteriormente, serán capaces de realizar otros juegos que provocan sensaciones o que exijan una actividad física y motora: correr, saltar, etc. Se van adquiriendo formas de juego más complejas para las que anteriormente no estaba capacitado.

5.3.1. El juego en los dos primeros años de vida:

El interés del niño y la niña, estará centrado en actuar y explorar las distintas posibilidades de los objetos.

5.3.2. A partir de los dos años:

El juego simbólico va a ser el juego por excelencia.

5.3.3. Algunas propuestas de juego para estas edades:

a) El cesto de los tesoros

b) El juego heurístico

c) El juego por rincones

6. APLICACIÓN DE ESTOS PRINCIPIOS EN LA CONCRECIÓN DEL CURRÍCULO.

En el marco de la autonomía de los centros, se incorporará la concreción de los currículos establecidos por la Administración educativa y aprobados por del claustro dentro del Proyecto Educativo, dicho proyecto, “deberá tener en cuenta las características del entorno social y cultural del centro, recogerá la forma de atención a la diversidad del alumnado…”. (Art.121. 2 de la Ley Orgánica 8/2013 para la mejora de la calidad educativa (LOMCE).

6.1.- Propuesta Pedagógica

En la Etapa Infantil, en el marco de la autonomía de los centros, elaborarán una propuesta pedagógica adaptada a las características de los niños y niñas y a su realidad educativa. Incluirá:

  • La concreción del currículo en unidades de programación integradoras para cada curso.
  • Las medidas de atención individualizadas y atención a la diversidad.
  • La planificación educativa de los espacios.
  • La organización del tiempo.
  • Los criterios para la selección y uso de los recursos materiales.
  • Las actuaciones previstas para la colaboración permanentes conlas familias.
  • Las pautas para la coordinación de los distintos profesionales queintervienen en el centro.
  • Medidas para evaluar la práctica docente.

7.- CONCLUSIONES

Para concluir, señalaremos algunos principios que se deben tener presente en la Etapa Infantil:

    •   Fomentar un aprendizaje que estimule el desarrollo integral del niño yde la niña.
    •   Abrirse al entorno, al contexto en el que vive.
    •   Favorecer el aprendizaje mediante tareas compartidas con losiguales, reforzando con la actividad individual e interiorizada.
    •   Presentar los contenidos de forma atractiva, motivadora, y ajustada alas necesidades infantiles.
    •   Partir de los objetivos reales para producir un auténtico aprendizaje,en conexión con los contenidos y la metodología.
    •   Establecer vías de comunicación entre la escuela, las familias y lasociedad.

8. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Y DOCUMENTALES.

  • A.P.D.H. (1990): Aprende A jugar, aprende a vivir (Carpeta de campaña).seminario de educar para la paz de la Asociación Pro- Derechos Humanos. Madrid.
  • Arribas, Teresa y otros autores (1990): La Educación Infantil (0 a 6 años). 3 Volúmenes. Edit. Paidotribo, S.A. Barcelona.
  • Barnes Goldachmied, E. y Jackson, S. Agüera, B.A. (2005): “El sentido común en la educación de los más pequeños”. Ed. Narcea. Madrid.
  • Blakemore, S. y Frith, V. (2007): ”Como aprende el cerebro. Las claves para la educación”. Ed. Ariel.
  • Coll, C. (1996): Piaget, el constructivismo y la educación escolar: ¿Dónde está el hilo conductor? Substratum, 3 (8-9), 153-174.
  • De Pablo, P. (1994): espacios para ti, para mí, para todos. Editorial Escuela Española. Madrid.
  • Decroly, O. y Monchamp, E. (2002) 4o ed.: El Juego Educativo. Editorial Morata. Madrid.
  • Diez Navarro, M.C. (2007): “Mi escuela sabe a naranja”. ED. Grao.
  • Docaro Alberti, M. (2009): “Mi hijo no es un problema, tiene unproblema”. Ed. Cepe.
  • Eleinon, D. (1990): Jugar y aprender. Editorial Folio. Barcelona.
  • Escuelas Infantiles de Reggio Emilia (1995) La inteligencia seconstruye usándola. MEC y Morata.
  • Gallego ortega, J.L. (1994): Educación Infantil. Aljibe. Málaga.
  • Garaigordobil, M. (1990): Juego y desarrollo. Editorial Seco Olea.Madrid.
  • Garcini, M y Mas, C. (2001): “Observar, conocer, actuar·. Ed.Piramide.
preparadores de oposiciones