preparadores de oposiciones

La educación musical en la educación infantil. El descubrimiento del sonido y del silencio. Características y criterios de selección de las actividades musicales. Los recursos didácticos. El folklore popular.

RESUMEN DEL TEMA 21 DEL TEMARIO OFICIAL DE LA ESPECIALIDAD DE EDUCACIÓN INFANTIL

 

Autora: Consuelo Matías Mateos

 

Esquema:

1. Introducción.

2. La educación musical en la educación infantil.

2.1. La expresión musical en el currículo.

2.2. Componentes básicos de la Educación musical.

2.2. a. Ritmo.

2.2. b. Melodía.

                  2.2. c.  Armonía 

3. El descubrimiento del sonido y del silencio.

3.1.  Sonido y silencio: Cualidades del sonido 

3.2. Proceso metodológico en el descubrimiento del sonido y el silencio.

4. Características y criterios de selección de las actividades musicales.

4.1. Criterios de selección.

5. Los recursos didácticos.

5.1. Las canciones.

5.2. Los instrumentos.

5.3. La danza.

5.3. La audición musical

6. El folklore popular.

7. Conclusiones.

8. Referencias bibliográficas y documentales.

 

 

1. Introducción.

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, en adelante LOE, modificada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa, en adelante LOMCE ordena en su título I, capítulo I, la etapa de la Educación Infantil.

 

El REAL DECRETO 1630/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación infantil, expresa en el artículo 3, los objetivos para la etapa de la  Educación Infantil, objetivos establecidos en la LOE modificada por la LOMCE y se puede comprobar, al analizarlos, que sí se considera a  la Expresión Musical un medio que contribuye a lograrlos ya que uno de estos objetivos es:   Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.”  Por lo tanto, se valora la Educación Musical, como medio, para contribuir al desarrollo global del pequeño, pues el desarrollo de las habilidades comunicativas favorece la adquisición de otros objetivos establecidos para la etapa:

 Conocer su propio cuerpo y el de los otros, sus posibilidades de acción y aprender a respetar las diferencias.

Adquirir progresivamente autonomía en sus actividades habituales. 

Desarrollar sus capacidades afectivas. 

Relacionarse con los demás… 

En este REAL DECRETO, se integra la expresión musical en el área de Lenguajes: Comunicación y Representación, área que hace referencia a distintas formas de comunicación: El Lenguaje verbal, el lenguaje artístico, el lenguaje corporal, el lenguaje audiovisual y de las tecnologías de la información y la comunicación.

Pero… ¿Para qué la Educación Musical? ¿Qué es la Educación Musical? La educación musical potencia el desarrollo del niño, en esta etapa hace referencia a un conjunto de actividades que le permiten al niño manejar su voz, percibir y diferenciar sonidos, desarrollar su sentido rítmico natural y expresarse corporalmente mediante ella. 

Todas estas actividades se integran en Unidades Didácticas o Unidades de Programación, o en Proyectos variados, significativos, interesantes y diversificados de acuerdo a la edad y demás características del grupo de niños y niñas.

De esta forma la música facilita a los pequeños, expresar libremente sus afectos a través de los sonidos, del movimiento, facilita la integración en el grupo social al que pertenecen al aprender las manifestaciones musicales de su entorno… Con ella toman conciencia de sus sensaciones, emociones, adquieren sentimientos respeto, interés… por las características de los miembros del grupo… Por lo tanto, es una vía de expresión, comunicación y creación que potencia sentimientos, impresiones, estados de ánimo, la inteligencia creadora y la imaginación.

Por lo tanto, la Educación Musical en la etapa educativa de cero a seis años, no se refiere a que los niños y niñas aprendan música desde un punto de vista técnico, sino a una actividad lúdica que contribuye a desarrollar progresivamente la capacidad para percibir, disfrutando, los componentes del lenguaje musical, lo que favorecerá utilizarla como medio para expresarse, comunicarse, descubrir, crear, imaginar, vivenciar…

 

 

2. La educación musical en la educación infantil.

La educación musical se integra en la Educación Infantil mediante el área de Comunicación y Representación, para proporcionar al niño y a la niña un crecimiento armónico que englobe todas sus capacidades, que le ofrezca distintas vías de comunicación y le permita experimentar vivencias a partir de las cuales se introduzca en el lenguaje musical como oyente y como intérprete.

 

2.1. La expresión musical en el curriculum de Educación Infantil.

La Educación infantil, en el Currículo de Educación Infantil, tiene como principal finalidad contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de niñas y niños en estrecha cooperación con las familias. En esta etapa educativa se sientan las bases para el desarrollo personal y social y se integran aprendizajes que están en la base del posterior desarrollo de competencias que se consideran básicas para todo el alumnado.

 

2.2 Componentes básicos de la educación musical.

Las actividades y experiencias que se desarrollan en la educación infantil están vinculadas con tres componentes de la educación musical:

2.2. 1. Ritmo

En un sentido amplio, se puede definir el ritmo como la armoniosa sucesión de sílabas, notas musicales, movimientos…que se obtienen combinando de forma acertada duraciones, pausas, acentos…En la vida cotidiana, el ritmo es el orden acompasado en la sucesión de los acontecimientos. 

2.2. 2. Melodía.

Es el elemento esencial de la música. La melodía es el tema musical, es la idea que conforma la identidad de éste, es el personaje definido, donde se centra parte del argumento musical, lo que el público recuerda de un tema. Es una sucesión coherente de sonidos y silencios que se desenvuelve en una secuencia lineal y que tiene una identidad y significado propio dentro de un entorno sonoro particular.

La melodía es la sucesión de los sonidos que tiene un sentido lógico-musical. Equivale a una organización en unidades más o menos definidas que reciben el nombre de frases o períodos. 

2.2. 3. Armonía.

La armonía es la estructura musical que sostiene el ritmo y la melodía. En la música, la armonía se define como la técnica que estudia cómo realizar la composición de sonidos o notas musicales, emitidas al mismo tiempo y la sucesión de las mismas.

 

 

3. El descubrimiento del sonido y del silencio.

La música como el habla, es un lenguaje sonoro, lo que comporta poder establecer paralelismos en los recursos de aprendizaje de ambos. De todos es conocida la importancia de escuchar, imitar, reconocer, reproducir… para el desarrollo del lenguaje hablado.

 

3.1. Sonido y silencio: Cualidades del sonido

Se entiende por sonido la sensación que se percibe por medio del oído cuando este es impresionado por vibraciones sonoras en cantidad y potencia adecuadas. 

Cualidades del sonido.

  • Tono o altura.
  • Intensidad.
  • Timbre.
  • Duración 

 

3.2. Proceso metodológico en el descubrimiento del sonido y del silencio.

Escuchar. Es necesario que el niño y la niña escuchen diferentes sonidos y diferentes contrastes sonoros en actividades que tengan interés y significado para él y para ella

Imitar. La imitación provoca el interés y la atención de los pequeños a participar en las diversas actividades. 

Reconocer. Distinguir entre diversos estímulos sonoros que se han escuchado con anterioridad.

Reproducir. Producir sin un modelo inmediato, con el cuerpo, con diferentes objetos sonoros e instrumentos musicales .

Improvisar y crear: Sonidos, ritmos, melodías.

 

 

4. Características y criterios de selección de las actividades musicales.

Para exponer el significado que tienen las actividades relacionadas con la expresión musical se parte de la siguiente premisa: “Cualquier actividad de expresión musical exige y comprende una situación motivadora en la que el niño actúa experimenta y produce, no siendo suficiente una simple observación visual pasiva; todos los sentidos tienen que entrar en acción”.

4.1. Criterios de selección:

  • Sentido y significado para el niño
  • Adaptación a su nivel de desarrollo
  • Planificación de actividades que faciliten la interacción entre los niños.
  • Vinculación de las actividades con el medio en que los niños se desenvuelven.
  • Organización de espacios adecuados que faciliten la participación tranquila y los descubrimientos de los pequeños. 

 

 

5. Los recursos didácticos.

En la expresión musical, los recursos que potencian y favorecen su desarrollo hacen referencia a: Las canciones y el juego, la voz, el cuerpo, los instrumentos musicales, la danza, la audición musical, el folklore popular (textos orales -nanas, retahílas, fórmulas para sortear, adivinanzas- canciones infantiles tradicionales).

 

5.1 Las canciones.

La canción infantil es un elemento musical fundamental en Infantil, que posibilita el descubrimiento de las posibilidades de la voz y el desarrollo de la expresión vocal. 

 

5.2 Los instrumentos.

Los instrumentos que acompañan a la música, en esta etapa los clasificamos en:

  • Naturales.
  • Rudimentarios.
  • Instrumentos musicales. 

 

5.3. La danza.

La danza es una forma de expresión y comunicación corporal utilizada por las culturas para expresar sentimientos, emociones, pensamientos… y que interpretan valores representativos de éstas. Mediante la danza se pretende que el niño identifique y vivencie su esquema corporal y sus posibilidades corporales.

 

5.4. La audición musical.

La audición musical es un medio para conocer la música de diferentes compositores y disfrutar con ella. La música creada por compositores como W.A. Mozart; J. S. Bach o L. V.  Beethoven, así como la de otros compositores del Barroco o el Romanticismo aportan aspectos emocionales y cognitivos que ayudan al niño en su proceso evolutivo. 

 

 

6. El folkore popular.

El folklore es un punto de partida para provocar en los niños y niñas el interés y la motivación por la expresión musical. Es una forma literaria que hay que tener en cuenta y tiene que ser valorada. El folklore infantil es rico es poético, es alegre y sigue todos los pasos del niño. 

 

 

7. Conclusiones.

El desarrollo integral del niño y la niña se potencia a través de la Educación Musical. Al interpretar una canción sencilla acompañada de instrumentos de percusión, compartir la experiencia con sus iguales y adultos significativos, se fortalece la socialización. También ayuda a adquirir hábitos, experimentar sentimientos, emociones e incrementar la noción de grupo. Del mismo, modo permite apoyar la adquisición de normas y reglas propias de la actividad musical, potencia el desarrollo motor fino y grueso, al bailar, danzar, percutir su cuerpo, imitar gestos, posiciones y movimientos y establecer relaciones entre su cuerpo y objetos. 

La Educación Musical está integrada en la Educación Infantil, primera etapa del Sistema Educativo, para contribuir a lograr las capacidades formuladas en los objetivos de la Etapa, ya que, la música, es un lenguaje lleno de expresividad, sugerencia, y evocación que favorece el desarrollo de habilidades de expresión y comunicación, de relación e interacción con los otros y con el entorno, del conocimiento del propio cuerpo y del espacio, de coordinación de movimientos de su cuerpo, reforzando la autoestima, la autorrealización y la personalidad.

Los contenidos de la educación musical, tanto en el primer ciclo como en el segundo ciclo, van a facilitar que el niño adquiera una progresiva capacidad para la comunicación, la expresión y la representación; contribuyendo al desarrollo integral de los pequeños. 

La educación musical es un instrumento de apropiación cultural a través del cual le llegan al niño tradiciones y formas de expresión que son propias de su grupo cultural. Ello posibilita que disfrute de la actividad musical al tiempo que fomenta su capacidad de expresión.

El sonido, el silencio, la audición musical, la canción, el ritmo, la audición musical, son los medios para introducir al niño y a la niña en el universo sonoro, pero esto solo se realizará sí la expresión musical se vivencia y el niño y la niña viven con alegría, placer y significado estas experiencias.

Por lo tanto, como profesionales en la etapa de la Educación Infantil, es preciso, ser sensibles a la música y a las manifestaciones sonoras para organizar actividades que provoquen el interés y la atención de los pequeños dando respuesta a sus necesidades afectivas, cognitivas, de relación e interacción y motrices.

Las actividades musicales que se desarrollen, tienen que aportar, en esta etapa una vivencia que proporcione bienestar, alegría, orden potenciando la expresividad, sugerencia, evocación y capacidad creativa. 

El significado y el para qué de la expresión musical se determina en el R.D1630/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación infantil, en las concreciones que las comunidades con competencias en educación realizan de este Real decreto desarrollando los aspectos que han de ser de aplicación en su ámbito territorial y en la determinación de los contenidos educativos del primer ciclo de la Educación, que las administraciones educativas realizan de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 1, 2, 3, 4, del R.D 1630/2006.

 

 

8. Referencias bibliográficas y documentales.

  • Bernal Vázquez, J. Y Calvo Niño, Mª L. (2000) Didáctica de la Música. Málaga. Aljibe.
  • Bravo Villasante, C. (1976) Una dola tela catola. El libro del folklore infantil. Madrid. Susaeta.
  • Cordier, S. (2017) Mi primer Vivaldi. Madrid. Editorial Planeta.
  • Costa, T; Quilez, A. (2015) La fiesta de disfraces (Música y movimiento). Bellaterra Música Editorial
  • Malagarriga T. y otros. Lenguaje musical lenguaje verbal en la etapa de Educación Infantil. Barcelona. Graó.

 

preparadores de oposiciones