preparadores de oposiciones

Evolución de la expresión plástica en los niños y niñas. Elementos básicos del lenguaje plástico. Objetivos, contenidos, materiales, actividades, estrategias metodológicas y de evaluación de la expresión plástica. Modelos y estereotipos.

RESUMEN DEL TEMA 22 DEL TEMARIO OFICIAL DE LA ESPECIALIDAD DE EDUCACIÓN INFANTIL

 

Autora: Consuelo Matías Mateos

 

Esquema:

1. Introducción.

2. Evolución de la expresión plástica en los niños y niñas.

2.1. Etapa del garabato.

2.2. Etapa preesquemática.

3. Elementos básicos del lenguaje plástico.

3.1. El color.

3.2. La línea.

3.3. La forma.

3.4. El volumen.

4. Objetivos, contenidos, materiales, actividades, estrategias metodológicas y de evaluación de la expresión plástica.

4.1. Objetivos.

4.2. Contenidos.

4.3. Materiales

4.4. Actividades 

4.5. Estrategias metodológicas.

4.6. Estrategias de evaluación: Criterios, procedimientos e instrumentos.

5. Modelos y estereotipos. 

6. Conclusiones.

7. Referencias bibliográficas y documentales.

 

 

1.  INTRODUCCIÓN.

¿Cuál es la naturaleza de la expresión plástica en la Educación Infantil? ¿Cuál es su finalidad en esta etapa?   

La expresión plástica en la Educación Infantil, es una actividad lúdica de experimentación, manipulación y descubrimiento; mediante materiales, procedimientos y las técnicas más elementales, en el marco del respeto y la valoración de la expresión de cada niño.

Al vivenciar con placer y disfrute las actividades de expresión plástica, los pequeños desarrollan todos los sentidos: miran, tocan, huelen, escuchan, crean… recibiendo múltiples sensaciones y percepciones que contribuyen a que el niño y la niña explore la realidad y exprese el conocimiento que tiene de ella, tal como él la vivencia; y que se descubra a sí mismo al representar y expresar sus estados de ánimo, impresiones, sentimientos, conflictos…

 Este enfoque, convierte a la expresión plástica en un medio de expresión, un lenguaje no verbal utilizado por el niño y que el adulto tiene que aprender a descifrar, a compartir y a favorecer. El lenguaje plástico da a los pequeños, la oportunidad de comunicarse con los demás y con el entorno, interpretando a través de sus manifestaciones plásticas, la realidad en que viven.

Fundamentalmente se trata de que mediante la expresión plástica, el niño y la niña aprenda a dar sus propias respuestas creativas a los aprendizajes que progresivamente va adquiriendo, y a dar  salida a sus emociones, sentimientos y problemas.

De acuerdo con este significado, el R.D. 1630 y la disposición legislativa (Decreto, Orden de la Comunidad de Madrid por la que se presenta el opositor u opositora) que lo concreta para la Comunidad de …, considera a la expresión plástica, una forma de representación y comunicación, un instrumento de conocimiento y relación, un lenguaje que utiliza recursos que pueden ser manipulados, distribuidos en el espacio, transformados… con la finalidad de transmitir, experimentar y comunicar sensaciones y sentimientos para  facilitar la expresión individual y desarrollar la capacidad de creación.

Para justificar y fundamentar estos planteamientos se analizará la evolución de la expresión plástica en los niños y niñas, este análisis facilitará definir los elementos de este lenguaje y los componentes de la intervención educativa vinculados con la expresión plástica a partir del marco curricular, y así, especificar la influencia que tienen los modelos y estereotipos en la evolución de la expresión plásticas en los niños y niñas. 

 

 

2. Evolución de la expresión plástica en los niños y niñas.

El proceso de evolución de los niños y niñas, respecto a la expresión plástica, se realiza en interacción con los diferentes ámbitos del desarrollo infantil (intelectual, motriz, afectivo…) Ya que la identificación de su propio esquema personal, la coordinación viso-motriz, la comprensión de las características de los objetos y de conceptos espaciales y temporales, el progreso de la percepción a través de los sentidos… Son factores que determinan la capacidad de auto-expresión del niño y la niña. De acuerdo con esta premisa, es necesario preguntarse… 

 

2.1. Etapa del garabato. (De 2 a 4 años aproximadamente).

Para Rhoda Kellogg, los gestos expresivos del niño, desde el momento en que se pueden registrar con un lápiz o con una tiza, evolucionan a partir de unos garabatos básicos hacia símbolos coherentes. Los garabatos incluyen todos los trazos realizados mediante movimiento espontáneo, con o sin control ocular. En esta evolución esos modelos básicos se van convirtiendo en la representación consciente de los objetos percibidos.

 

2.2. Etapa preesquemática. De cuatro a seis años aproximadamente.

Para Rhoda Kellogg, hacia los cuatro años, el niño representará formas, relacionadas con su medio y entorno, y sus representaciones empezarán a ser reconocibles por los adultos. Hacia los cinco años, ya se pueden observar casi siempre personas, casas, árboles; empezará a dibujar más detalles en sus personajes y a utilizar los colores más adecuadamente. 

A partir de los seis años, sus dibujos tendrán pormenores importantes como una mano con cinco dedos, orejas, las figuras han evolucionado hasta constituir dibujos claramente distinguibles y con tema. A los seis años habrá establecido cierto esquema en sus dibujos.

Se considera necesario, para hacer un análisis de esta etapa, tener como ejes tres aspectos básicos:

  • Elaboración del esquema de la imagen corporal.
  • Distribución espacial.
  • Significado y utilización del color.

 

 

3. Elementos básicos del lenguaje plástico.

En la evolución de la expresión plástica los niños y niñas van incorporando diferentes elementos que potencian el desarrollo de la capacidad creativa y de investigación, de la capacidad perceptiva, de la expresión individual, de los esquemas gráficos… estos elementos básicos son:

  • El color.
  • La línea.
  • La forma. 
  • El volumen.

 

 

4. Objetivos, contenidos, materiales, actividades, estrategías metodológicas y de evaluación de la expresión plástica.

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, modificada por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa ordena en su título I, capítulo I, la etapa de la Educación Infantil. 

El Real decreto 1630/2006, de 29 de diciembre por el que se establecen las enseñanzas mínimas del segundo ciclo de Educación infantil expresa los objetivos, fines y principios generales referidos al conjunto de la etapa y fija las enseñanzas mínimas para el segundo ciclo de Educación infantil.

 

4.1. Objetivos

Al analizar los objetivos generales de la etapa, podemos comprobar, que hay dos que recogen de una forma más explícita y directa la capacidad de comunicación y representación:

  • Desarrollar sus capacidades afectivas.
  • Desarrollar habilidades comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión

 

4.2. Contenidos.

¿A través de qué aprendizajes puede el niño y la niña desarrollar las capacidades formuladas? Los contenidos recogen todo aquello que se puede aprender y enseñar para conseguir los objetivos propuestos y dado que el aprendizaje se enfoca desde una perspectiva global, se puede decir que  las actividades de aprendizaje de expresión plástica desarrollaran  contenidos  integrados en los tres ámbitos de experiencia determinados para el segundo ciclo en el R.D., 1630.

 

4.3.  Materiales.

Material de soporte

Material de dibujo y pintura.

Material para modelar.

 

4.4. Actividades.

¿Qué significado tienen las actividades de expresión plástica?

Para exponer el significado que tienen las actividades relacionadas con la expresión plástica partimos de la siguiente premisa: 

“Cualquier actividad de expresión plástica exige y comprende una situación motivadora en la que el niño actúa experimenta y transforma, no siendo suficiente una simple observación visual pasiva; todos los sentidos tienen que entrar en acción”.

 

4.5. Estrategias metodológicas.

4.6. Estrategias de evaluación: Criterios, procedimientos e instrumentos de evaluación

La evaluación, es por lo tanto, una interesante herramienta para conocer los progresos que va realizando los pequeños, en los distintos ámbitos de desarrollo: 

  • Coordinación viso- manual, motricidad global y fina.
  • Capacidad simbólica.
  • Relaciones afectivas.
  • Percepción del esquema corporal.
  • Percepción de los objetos de su entorno.

 

 

5. Modelos y estereotipos.

Los estereotipos son representaciones convencionales de los adultos que desvían la libertad expresiva de los niños y niñas hacia una representación rígida de la realidad.

El adulto actúa sobre el niño porque espera que desde el primer momento, que las representaciones infantiles tengan relación directa con la realidad y fuerza al niño a intenta esa semejanza sin tener en cuenta su realidad interior y su proceso de desarrollo. 

Esta actitud, hacia las producciones de los niños y niñas conlleva suministrar modelos para copiar, realizados por el propio adulto o a través de fichas, libros, cuentos… 

 

 

6. Conclusiones.

La expresión plástica es para el niño y la niña, ante todo, una actividad lúdica a la que se entrega con todas sus vivencias y emociones.  Es una actividad que facilita que los pequeños a través de la manipulación, exploración y experimentación con diversos materiales plásticos, expresen sentimientos y emociones a la vez que adquieren hábitos y destrezas para poder desarrollar capacidades y habilidades como la comunicación, la observación, la percepción del espacio, la abstracción, la concentración, la representación visual, la psicomotricidad fina, el desarrollo motor, etc.

La educación infantil tiene que contribuir a satisfacer esta necesidad de expresión y de exploración mediante el uso de técnicas y materiales muy diversos, y fundamentalmente tiene que ayudar al niño y a la niña a disfrutar, a ampliar y perfeccionar su capacidad en las actividades que realice.

El interés por la exploración y manipulación lleva al niño a formas de elaboración personal fuertemente influidas por su particular visión de la realidad, a través de cada uno de los  materiales que se le ofrecen. Sin embargo, muchas veces recibe interferencias del adulto o de los medios de comunicación (estereotipos, modelos) que influyen a la hora  de elaborar sus producciones, en detrimento de la expresión a la que antes se hacia referencia. 

La expresión plástica tiene que entenderse, como un instrumento y un objetivo cultural que fomente el gusto por la producción propia, original y creativa, el respeto por las producciones de los otros y la aproximación progresiva al bagaje artístico y cultural.

 

 

7. Referencias bibliográficas y documentales.

  • CALMI, G.: La Educación del gesto gráfico. Fontanella, Barcelona, 1977.
  • ELLOGG, R.: Análisis de la expresión plástica en preescolar. Cincel, Madrid, 1979.
  • KOHL, M. C.: Arte Infantil. Actividades de expresión plástica para 3-6-años. Narcea. S.A. 2000.
  • LOWENFELD, V. y BRITTAIN, W.: Desarrollo de la capacidad creadora. Editorial Kapelusz. Buenos Aires. 1980.
  • LUCART, L.: Pintar, dibujar, escribir, pensar. Cincel, Madrid, 1980.

 

preparadores de oposiciones