preparadores de oposiciones

Las necesidades educativas especiales de los alumnos y de las alumnas con alteraciones del lenguaje. Aspectos diferenciales en el desarrollo de la comunicación y el lenguaje.

Autor: Justo Fernando Ramos Alía


Esquema

1. Introducción.

2. Conceptosprevios

  1. 2.1.  Alumnos con necesidades educativas especiales.

  2. 2.2.  Concepto de lenguaje.

  3. 2.3.  Clasificación de las alteraciones del lenguaje.

3. Clasificación de las alteraciones del lenguaje oral. 3.1. Retraso evolutivo del lenguaje.

3.1.1. Definición y causas.
3.1.2. Aspectos diferenciales en el desarrollo.
3.1.3. Necesidades educativas de los alumnos con retraso

del lenguaje.

3.2. Trastorno del Lenguaje.
3.2.1. Definición y causas.
3.2.2. Aspectos diferenciales en el desarrollo.
3.2.3. Necesidades educativas de los alumnos con disfasia.

3.3. Afasia
3.3.1. Definición y causas.
3.3.2. Aspectos diferenciales en el desarrollo.
3.3.3. Necesidades educativas de los alumnos con afasia.

3.4. Mutismo
3.4.1. Definición y causas.
3.4.2. Aspectos diferenciales en el desarrollo.
3.4.3. Necesidades educativas de los alumnos con mutismo

4. Clasificación de las alteraciones del Lenguaje Escrito.
4.1. Alteraciones en la lectura.
4.2. Alteraciones en la escritura.
4.3. Necesidades educativas de los alumnos con alteraciones en la lectoescritura.

5. Conclusiones.

6. Referencias bibliográficas y documentales.

 

1.INTRODUCCIÓN

Todos los alumnos precisan de ayuda para alcanzar los fines propuestos por el Sistema Educativo.
Aquellos que por sus características personales precisan de una ayuda más específica diremos que presentan necesidad específica de apoyo educativo.

Los aprendizajes en la escuela se transmiten a través de mensajes orales y escritos, en su mayoría. Así pues, los alumnos que presenten alteraciones en el lenguaje no podrán acceder a estos aprendizajes del mismo modo que sus compañeros, es decir, presentarán necesidades educativas especiales.

Para la atención a estos alumnos el sistema educativo plantea, a través del Plan de Atención a la Diversidad de los centros, la existencia de apoyos específicos entre los que nos encontramos como maestros especialistas en Audición y Lenguaje.

Para ello debemos conocer, primeramente, cuáles son las necesidades que presentan.

Tomamos como referente legislativo, la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo de Educación (LOE), texto consolidado con las modificaciones introducidas en su artículo único por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE), a partir de ahora LOE-LOMCE TC.

Así pues, partiendo de estas consideraciones nos planteamos los siguientes interrogantes:
¿Qué se entiende por alumnos con necesidades educativas especiales? ¿Qué es el lenguaje?, ¿Cómo puede verse alterado?, ¿Cuáles son las causas? Y ¿Cuáles son las posibles alteraciones?

Y, centrándonos en las alteraciones del lenguaje, ¿Cómo se definen cada una de ellas? ¿Cuáles son los aspectos diferenciales que guían la intervención con los alumnos en función de las diferentes alteraciones? ¿Qué necesidades educativas presentan los alumnos?

 

2. CONCEPTOS PREVIOS.

2.1. Alumnos con necesidades educativas especiales.

¿Qué entendemos por alumnos con necesidades educativas especiales?

Partimos del principio de que los fines del sistema educativo son los mismos para todos los alumnos aunque el grado en que se alcancen y las ayudas que se precise para ello sean diferentes. Los alumnos con necesidades educativas especiales precisan de un apoyo más específico.

La LOE- LOMCE TC, incluye al alumnado con necesidades educativas especiales dentro del grupo de alumnos con necesidad específica de apoyo educativo, a los que dedica el TÍTULO II a la Equidad de la Educación, artículos 73 a 79 bis.

Divide a estos alumnos en cuatro secciones:

  1. Sección primera. Alumnado que presenta necesidades educativas

    especiales.

  2. Sección segunda. Alumnado con altas capacidades intelectuales.

  3. Sección tercera. Alumnos con integración tardía en el sistema

    educativo español.

4.Sección cuarta. Alumnado con dificultades específicas de aprendizaje.

Hace, también, mención específica a la atención al alumnado que presenta Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad y dedica el CAPÍTULO II a la Compensación de Desigualdades en Educación.

Se entiende por alumnado que presenta necesidades educativas especiales, aquel que requiera, por un periodo de su escolarización o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas específicas derivadas de discapacidad o trastornos graves de conducta.

El artículo 74 de la LOE- LOMCE TC establece que la atención al alumnado con necesidades educativas especiales se regirá por los principios de normalización e inclusión y asegurará la no discriminación y la igualdad.

Del mismo modo se establece que la identificación y valoración de las necesidades educativas de este alumnado se realizará lo más tempranamente posible. Esta identificación queda regulada en la Orden 1493/2015, de 22 de mayo, de la Consejería de Educación, Juventud y Deporte, por la que se regula la evaluación y la promoción de los alumnos con necesidad específica de apoyo educativo, que cursen segundo ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Enseñanza Básica Obligatoria, así como la flexibilización de la duración de las enseñanzas de los alumnos con altas capacidades intelectuales en la Comunidad de Madrid.

Los alumnos con necesidades educativas especiales y, en su caso, los alumnos que presentan alteraciones del lenguaje pueden presentar diversas necesidades en función de sus patologías que deben atenderse desde la escuela.

El sistema Educativo organiza la dotación de los recursos necesarios para la atención a estos alumnos entre los que nos encontramos como Maestros Especialistas de Audición y Lenguaje.

Debemos tener presente que estos alumnos pueden presentar necesidades en todos los ámbitos del desarrollo pero nos centraremos en las necesidades específicas del lenguaje, siendo su identificación e intervención, una de nuestras funciones como Maestros Especialistas en Audición y Lenguaje.

2.2. Concepto de Lenguaje.

Con el fin de poder identificar las necesidades educativas especiales de los alumnos en el ámbito del Lenguaje debemos establecer, primeramente, la definición y características de un lenguaje normalizado. Así pues, ¿Qué es el Lenguaje?

Definiremos el lenguaje, en términos generales, como la facultad que posee el hombre de comunicarse con los demás a través de signos a los que otorga un significado. Gallardo y Gallego diferencian entre Comunicación y Lenguaje; siendo la comunicación no exclusiva de los seres humanos, pero, por el contrario, el lenguaje sí.

El lenguaje humano conlleva un aprendizaje, pero un aprendizaje evolutivo inmerso en la génesis del ser humano y que precisa de una serie de requisitos: una adecuada audición, un desarrollo psico-afectivo normalizado, una adecuada estimulación ambiental, la maduración del sistema anatómico y neurofisiológico y el correcto funcionamiento de los órganos periféricos.

2.3. Clasificación de las alteraciones del lenguaje.

¿Cómo podemos clasificar las alteraciones del lenguaje?

Debemos tener presente que nos referimos a las alteraciones que afectan a la recepción, significación y elaboración del lenguaje en cuanto a procesos internos, por este motivo, consideramos, de igual modo, las alteraciones del lenguaje oral como las alteraciones del lenguaje escrito como elementos de evaluación e intervención en nuestra función como maestros de Audición y Lenguaje.

La clasificación de los trastornos del lenguaje oral; que citadas de menor o mayor severidad, son:

o Retraso evolutivo del lenguaje. o Trastorno del lenguaje.
o Afasia.
o Mutismo.

La clasificación de las alteraciones en la lectoescritura, es: o Alteracionesenlalectura.

– Dislexia.
o Alteraciones en la escritura.

– Disgrafía.

 

3. CLASIFICACIÓN DE LAS ALTERACIONES DEL LENGUAJE ORAL.

Comenzamos, pues, exponiendo las alteraciones del lenguaje oral. Debido al número de alteraciones y con el fin de organizar la exposición, pasamos a enunciar de cada una de ellas: su definición, características y aspectos diferenciales y las necesidades educativas especiales de los alumnos que las presentan.

3.1. Retraso Evolutivo del Lenguaje.

3.1.1. Definición y causas.

¿Cómo se define el retraso evolutivo del lenguaje?

El retraso evolutivo del lenguaje es un desfase cronológico de los componentes del lenguaje (fonológico, semántico, sintáctico y pragmático) sin evidencia de déficit mental, motor, sensorial o relacional aunque, según establece Nieto, pueden producirse trastornos afectivos y falta de madurez en la dominancia lateral.

La característica fundamental es el evidente retraso en el lenguaje productivo, junto a una aparente buena comprensión aunque puede ir acompañado, con frecuencia, de un ligero retraso psicomotor y de un retraso en la expresión gráfica.

Así pues, si se actúa a tiempo, el niño puede alcanzar un nivel normal de lenguaje; de lo contrario hacia los seis o siete años el retraso puede convertirse en una alteración más específica.

Monfort y Juarez establecen una serie de factores causantes del Retraso evolutivo del Lenguaje:

– Factores exógenos:

o Nivel socioeconómico bajo.

o Falta de estimulación familiar.
Procedente del ambiente (niños aislados, hospitales, hijos únicos, nivel socioeconómico bajo…).

o Negativismo
El niño se niega a hablar ante la gran presión que ejercen sus padres que le exigen una articulación perfecta, le corrigen continuamente y le regañan si no habla bien. El negativismo como actitud psicológica es muy frecuente en estas edades.

o Sobreprotección materna
Hace que el niño no tenga necesidad de hablar por que su madre

cumple todos sus deseos o necesidades a la menor indicación. o Bilingüismo

Cuando el niño recibe estimulaciones lingüísticas de dos idiomas distintos, puede ser muy beneficioso, o por el contrario, impedir el desarrollo normal del lenguaje.

– Factores endógenos:

Causas hereditarias
Antecedentes familiares de retrasos en la aparición del habla o perturbaciones de la misma. Aquí el déficit se centra en cuatro aspectos.

  1. 1o  Extensión memorística o no de palabras que es capaz de recordar.

  2. 2o  Secuencia en que se han dicho las palabras.

  3. 3o  Patrón de ritmo.

  4. 4o  Detalles fonéticos.

3.1.2. Aspectos diferenciales del desarrollo.

o Dificultad para la integración de los modelos lingüísticos. El desfase en los componentes del lenguaje se caracteriza por:

– A nivel Fonético- fonológico

  • En general, su habla recuerda a la de un bebé.
  •   Tiende a reducir el número total de sílabas de una palabra

  •   Tiende a reducir el esquema de sílaba a la forma consonante- vocal

  •   Realiza omisiones, especialmente en consonantes iniciales y en los casos de C-C-V, desaparece la segunda consonante.

  •   Se mantienen los procesos de simplificación del habla junto con los de aparición más tardía.

  • –  A nivel semántico

    •   El vocabulario es muy reducido. La aparición de las

      primeras palabras se retrasa a los dos años.

    •   No emplea adjetivos.

    •   El vocabulario es pobre.

    •   Usa excesivamente gestos, miradas o cambios de

      entonación con el fin de compensar el déficit de

      expresión.

    •   La comprensión de algunas expresiones es confusa

      aunque en la gran mayoría es superior a la

      expresión.

  • –  A nivel morfosintáctico

    •   Las expresiones son empobrecidas.

    •   Las formas sintácticas no son complejas. Reduce la

      estructura de las frase a sujeto- verbo- complemento

    •   Ausencia de artículos y marcadores de posesión.

    •   Uso general de verbos en infinitivo.

    •   Alteración en el orden de las palabras dentro de la

      frase

  • –  A nivel Pragmático, presenta:

     Dificultad para el mantenimiento de una conversación.

    3.1.3. Necesidades educativas de los alumnos con retraso evolutivo del lenguaje.

    Las necesidades educativas que presentan los alumnos con retraso evolutivo del lenguaje las podemos concretar, con carácter general, en las siguientes:

  •   Incrementar sus conocimientos cognitivos o bagaje lingüístico.

  •   Aumentar el vocabulario expresivo evitando el uso excesivo de gestos y favoreciendo la comunicación en los diferentes contextos.

  •   Desarrollar su nivel morfosintáctico estructurando un lenguaje,

    sucesivamente, más extenso y complejo.

  •   Aumentar sus habilidades conversacionales de seguimiento/escucha,participación, inicio y mantenimiento de conversaciones.

  • Utilizar, progresivamente, progresos más complejos de memoria y atención, prerrequisitos necesarios para la integración de las

    estructuras y secuencias lingüísticas.

     

3.2. Trastorno del Lenguaje.

3.2.1. Definición y causas.

¿Cómo se define y cuáles son los aspectos diferenciales y necesidades educativas especiales del Trastorno del Lenguaje?

El Trastorno del Lenguaje se define como una alteración significativa en la adquisición y desarrollo del lenguaje, que no se justifica por ninguna causa física, neurológica, intelectual, sensorial ni social.

El problema puede implicar a todos, uno o alguno de los componentes: fonológico, morfológico, semántico o pragmático del lenguaje. Los individuos con trastornos del lenguaje suelen tener problemas de procesamiento del mismo o de abstracción de la información significativa para el almacenamiento y recuperación por la memoria a corto plazo.

Se entiende a los alumnos con Trastorno del Lenguaje como un grupo muy heterogéneo que puede presentar perfiles lingüísticos y comunicativos muy diversos tanto en las dimensiones del lenguaje afectadas como en el grado y tipo de severidad.

En el manual diagnóstico DSM-V, se denomina Trastorno del lenguaje; y lo incluye dentro de los Trastornos de la comunicación, incluidos, a su vez, en los Trastornos del desarrollo. Le otorga los siguientes criterios:

  1. Dificultades persistentes en la adquisición y uso del lenguaje a través de las diferentes modalidades (ej. Hablado, escrito, lenguaje de signos y otro) debido a los déficits en comprensión o producción que incluyen los siguientes:

  2. Vocabulario reducido (conocimiento y uso de las palabras)

  3. Limitada estructura de las frases (aptitud para juntar palabras y la terminación de palabras para formar frases basadas en las

    reglas de la gramática y la morfología)

Errores en el discurso (aptitud para usar el vocabulario y frases

correctas para explicar o describir un tema o una serie de acontecimientos o tener una conversación)

  1. Las aptitudes de lenguaje están cuantificable y sustancialmente por debajo de lo esperado en función de la edad, lo que provoca limitaciones funcionales en una o más de las siguientes áreas: una comunicación efectiva, la participación social, alcanzar los logros académicos o laborales.

  2. El inicio de los síntomas se produce en un momento temprano del desarrollo.

C.Las dificultades no son atribuibles a condiciones congénitas o adquiridas como la parálisis cerebral, hendidura palatina, pérdida de audición, traumatismo cerebral u otras condiciones médicas o neurológicas.

3.2.2. Aspectos diferenciales en el desarrollo.

Pueden presentar perfiles lingüísticos y comunicativos muy diversos pero además pueden presentar alteraciones asociadas a los problemas del lenguaje tales como: hiperactividad, dificultad en la relación social, funcionamiento intelectual límite, problemas de aprendizaje, déficit en la memoria y procesamiento secuencial, dificultades de autorregulación y/o autocontrol, dispraxia motora y dificultad en el desarrollo de la coordinación motora.

Clasificamos el Trastorno del Lenguaje, en:

o Trastorno fonológico- sintáctico.
En el trastorno fonológico-sintáctico se encuentra afectada la forma del lenguaje: fonología y sintaxis. Se caracteriza por una afectación en la fluidez verbal; una articulación del habla alterada; sintaxis deficiente caracterizada por: frases cortas, omisión de nexos y marcadores morfológicos y dificultad para la formación secuencial de los enunciados; la comprensión suele ser mejor que la expresión; las posibles dificultades en la comprensión de los enunciados es debida a la lentitud en el procesamiento, limitaciones perceptivas de los fragmentos lingüísticos y las limitaciones en los procesos de orden superior (funciones ejecutivas).

o Trastorno léxico-sintáctico.
En el trastorno léxico-sintáctico, lo más característico es la incapacidad para encontrar las palabras adecuadas en la elaboración del mensaje. Las dificultades sintácticas están estrechamente relacionadas con la dificultad de acceso al léxico. Se caracteriza por problemas de evocación de palabras; sintaxis afectada: errores en la formulación y orden secuencial, utilización incorrecta de marcadores morfológicos, etc; deficiente comprensión de enunciados complejos.

3.2.3. Necesidades educativas de los alumnos con Trastorno del Lenguaje.

Las necesidades educativas que se derivan de un Trastorno del Lenguaje, con carácter general, son:

  •   Adquirir una estructuración lingüística adecuada que afectará al

    desarrollo fonológico, semántico, morfosintáctico y pragmático.

  •   Desarrollar su capacidad de memoria secuencial de estímulos

    visuales, auditivos y de acontecimientos encadenados.

  •   Necesidad de desarrollar su percepción temporal y ritmo.

  •   Mejorar sus tiempos de respuesta (generalmente suelen tener una

    latencia demorada).

  •   Los alumnos con Trastorno del lenguaje necesitan adquirir pautas

    atencionales y de imitación ya que ambas se caracterizan por ser

    sumamente lábiles.

  •   En los casos de hiperactividad sus necesidades se centran en un

    autocontrol de sus conductas atencionales y reducción de conductas

    disruptivas.

  •   Si nos encontramos alteraciones psicomotoras asociadas, que suele

    ser muy frecuente, como: alteraciones del esquema corporal y dominancia lateral, la acción educativa deberá dar respuesta a estas necesidades.

  •   El alumno con Trastorno del lenguaje experimentará también dificultades de lectoescritura. Las necesidades educativas en este sentido se centrarán en la recuperación de los procesos afectados, especialmente los errores sintácticos cometidos en la escritura.

  •   Pueden existir alteraciones comportamentales que requerirán modificaciones de conducta.

    3.3. Afasia.

    3.3.1. Definición y causas.

    La afasia se define como una alteración de la comunicación causada por una lesión cerebral con dificultades totales o parciales para la comprensión, formulación y uso de la lengua.

    Las causas son todas aquellas que produzcan una lesión en las áreas de la corteza cerebral del lenguaje. Destacamos:

– Traumatismos craneoencefálicos. – Infecciones
– Tumores

– Infartos cerebrales

3.3.2. Aspectos diferenciales en el desarrollo.

Aunque son muchos los tipos de afasia y las formas de clasificarlas; estableceremos la clasificación en dos criterios:

  • –  La localización cortical de la lesión

  • –  Afasias en niños, por la trascendencia que tiene con

    respecto a nuestra labor como maestros especialistas en

    audición y lenguaje.
    Las afasias por lesión cortical más importantes son:

    • –  Afasia motora o afasia de Broca

    • –  Afasia sensorial o afasia de Wernike

    • –  Afasia global o total

      La afasia de Broca se produce por una lesión en la circunvolución frontal inferior o área de Broca.
      El área de Broca es el área de dinamización de la musculatura fono- articulatoria y se encarga de coordinar y secuenciar los movimientos ejecutores del habla.

      Una lesión en este centro produce agramatismo tanto en la formación de imágenes verbo- motrices como en el desarrollo de los movimientos complejos del habla.

      Por su parte, la afasia de Wernike, se produce por una lesión en la parte posterior de la primera circunvolución temporal del hemisferio izquierdo. El centro de Wernike es el área receptora auditiva secundaria especializada en la interpretación de los sonidos de la voz humana y, por tanto, decodifica la palabra hablada. Es el centro más importante para la comprensión del lenguaje.

      La afasia Global o Total está ocasionada por una lesión que destruye gran parte de las áreas del lenguaje del hemisferio dominante. Produce un deterioro severo de las capacidades de comprensión y expresión del lenguaje, aunque, generalmente, existe una mejor comprensión que expresión.

      Nos centramos, a continuación, en la clasificación de las afasias en los niños:

  • –  Afasia infantil adquirida

  • –  Afasia congénita

    Las afasias en los niños tienen unas características especiales, ya que su cerebro no ha alcanzado la total maduración, y debido a la plasticidad de las estructuras cerebrales, tienen un pronóstico mucho más positivo que las afasias en los adultos.

– Por su parte, la afasia infantil adquirida es la pérdida total o parcial de la capacidad de formulación, de expresión y/o comprensión de los signos del lenguaje, producida por una lesión cerebral adquirida (traumatismos craneales o enfermedades como la meningitis) y localizada, generalmente, en la corteza cerebral que rodea la fisura de Rolando del hemisferio izquierdo.

La afasia adquirida en la infancia se define, habitualmente, como la alteración que se presenta en un niño que ha asimilado el lenguaje y que, posteriormente sufre una alteración del mismo como resultado de una lesión cerebral focalizada, después de los dos o tres años de edad. La afasia infantil adquirida se sitúa, en general, entre los dos y los quince años, siendo las edades centrales entre los cinco y los diez años de edad.

– La afasia congénita se establece como la presencia de una dificultad para la adquisición del lenguaje que se presenta en un niño con capacidades cognitivas no verbales normales, asícomo una normalidad o integridad, al menos relativa, de los aparatos sensoriales y motores. Quedan excluidas de este tipo de afasias todos los retrasos del desarrollo del lenguaje secundarios o imputables a trastornos de conducta, auditivos, motores específicos o déficits intelectuales globales. Suele estar afectada la expresión y comprensión del lenguaje, aunque uno de estos dos aspectos puede estar más afectado que el otro. Lo que la caracteriza es que las capacidades necesarias para la expresión y comprensión, y para la integración de acontecimientos secuenciales auditivos, son especialmente deficitarios.

Entre las causas se han establecido las siguientes hipótesis:

  • –  Disfuncionamiento o un retraso severo en la maduración de los sistemas de diferenciación y de la integración de los sonidos

    verbales.

  • –  Lesiones cerebrales precoces que pueden ser evidenciables o

    no a nivel del lóbulo temporal.

  • –  Retraso madurativo cerebral a nivel de los procesos auditivos

    con un sistema de almacenamiento de signos verbales defectuoso.

    En la actualidad el término de afasia congénita ha sido reemplazado por el concepto de trastorno del lenguaje.

    3.3.3. Necesidades educativas de los alumnos con afasia.

    Las necesidades educativas de los alumnos y alumnas con afasia secentran, con carácter general, en:

     Adquirir una estructuración adecuada del lenguaje evitando el “estilo telegráfico” que les caracteriza. Éste necesita ser reducido para adquirir modelos de frases ampliadas.
     La estructuración morfosintáctica será una necesidad educativa de primera magnitud en todo tipo de alteraciones afásicas.
     Necesitan integrar situaciones comunicativas muy elementales.
     Algunos alumnos necesitarán el uso de Sistemas Alternativos de Comunicación (S.A.A.C) cuando el lenguaje oral esté gravemente afectado e inoperante.

3.4. Mutismo.

3.4.1. Definición y causas.

Desde un punto de vista médico, el mutismo es la imposibilidad de articular palabra en voz alta o baja y hasta de emitir un sonido laríngeo con existencia de una mímica inteligente, y de la escritura.

Se debe tener en cuenta que no es una alteración del lenguaje propiamente dicho, sino un trastorno psíquico que se manifiesta a través del lenguaje.

La característica más destacada de los niños mutistas es la incapacidad a hablar en determinadas situaciones o contextos. Como ejemplos: suelen hablar en sus hogares y no fuera de ellos, con familiares y no con extraños, o, en casos más raros, puede que hablen con extraños y no con los familiares, otros no hablan con los compañeros en el grupo clase pero sí lo hacen con uno de ellos o con el profesor en voz muy baja.

3.4.2. Aspectos diferenciales del desarrollo.

Siguiendo a Ajuriaguerra, pueden describirse dos tipos de mutismo:

  • –  Mutismo total o adquirido.

  • –  Mutismo selectivo.

– El mutismo total o adquirido, es excepcional y puede aparecer después de un importante shock afectivo, ya sea de forma súbita o progresiva. No obstante la privación física, social y lingüística en el niño puede originar una alteración severa del lenguaje que le provoca, a su vez, trastornos psicológicos.

– El mutismo selectivo es el rechazo persistente a hablar en una o más situaciones sociales, incluyendo la escuela, a pesar de la capacidad para hablar y comprender el lenguaje hablado. Es un trastorno poco frecuente (un 1 por 100 de la población), e incide más en niños que en niñas (American Psychiatric Associatión).

El DSM-V lo incluye dentro de los Trastornos de la ansiedad, estableciendo que existe incapacidad persistente de hablar o responder a otros en una situación social específica en que se espera que debe hacerse, a pesar de hacerlo en otras situaciones (prototípicamente en casa y en presencia de familiares inmediatos). La duración debe ser mínima de un mes, no aplicable al primer mes en que se va a la escuela.

3.4.3. Necesidades educativas de los alumnos con mutismo.

Las necesidades educativas de los alumnos con mutismo se centrarán fundamentalmente y según los casos en:

 Mejorar y compensar sus dificultades de adaptación social y escolar.
 Establecer relaciones con niños de su edad.
 Normalizar la interacción verbal con los compañeros.

 Normalizar y en muchos casos establecer paulatinamente la interacción con maestros y adultos.
 Ampliar la relación con los miembros familiares que en algunos casos se reduce a un miembro o ninguno.

 

4. CLASIFICACIÓN DE LAS ALTERACIONES DE LA LECTOESCRITURA.

¿Cómo se clasifican las alteraciones en la lectoescritura?

Entendemos por alteraciones del lenguaje escrito, las dificultades relacionadas con los procesos de lectura y/o escritura, bien por pérdida de la habilidad una vez desarrollada (disgrafías y dislexias adquiridas), bien por dificultades en el desarrollo de dichas habilidades o procesos (dislexia evolutiva y retraso lector).

El DSM-V concreta las alteraciones en lectura y expresión escrita dentro del Trastorno específico del aprendizaje.

Trastorno específico del aprendizaje:
A. Existen dificultades en el aprendizaje y en las habilidades

académicas, como se indica por la presencia de al menos uno de los siguientes síntomas que persisten al menos durante 6 meses, a pesar de haber recibido intervenciones cuyo objetivo son dichas dificultades:

1. Presenta errores en lenta y esforzada.
2. Presenta dificultades

que lee.
3. Presenta dificultades 4. Presenta dificultades 5. Presenta dificultades

los datos numéricos. 6. Presenta dificultades

la lectura de palabras o la lectura es en la comprensión del significado de lo

para deletrear.
en la expresión escrita.

para manejar los conceptos numéricos, en el razonamiento matemático.

  1. Las habilidades académicas afectadas están sustancial y cuantificablemente por debajo de las esperadas para la edad cronológica del individuo, y causa una significativa interferencia con el rendimiento académico y laboral, o con las actividades de la vida cotidiana.

  2. Las dificultades de aprendizaje empiezan durante los años escolares pero pueden no ser completamente manifiestos hasta que las demandas para aquellas habilidades académicas afectadas exceden las capacidades individuales limitadas.

  3. Las dificultades del aprendizaje no son mejor explicados por discapacidad intelectual, agudeza visual o auditiva, otros trastornos mentales o neurológicos, adversidad psicosocial, falta de competencia en el lenguaje, o inadecuada instrucción psicoeducativa.

4.1. Alteraciones en la lectura.

¿Cómo clasificamos las alteraciones en la lectura?

Atendiendo a las alteraciones del lenguaje escrito en la escuela, en el ámbito de la lectura, debemos distinguir entre dos grandes grupos: la dislexia y el retraso lector. La dislexia es un trastorno en la lectoescritura y el retraso lector consiste en una inmadurez para el acceso a los procesos de lectura.

Centramos nuestra exposición en la dislexia, generadora de necesidades educativas en los alumnos.

Podemos distinguir los siguientes tipos:

– Dislexia evolutiva o del desarrollo: Trastorno específico para el aprendizaje de los procesos de la lectura y/o escritura.

– Dislexia adquirida: Pérdida total o parcial de la capacidad de leer, provocada por una lesión cerebral en las áreas encargadas del procesamiento lectoescritor.

Existen numerosas clasificaciones pero estableceremos la clasificación de los tipos de dislexia basándonos en función de las rutas de procesamiento o acceso al léxico que estén afectadas. Diferenciamos entre:

– Dislexia superficial.

Supone el mal funcionamiento de la ruta visual, léxica o directa, es decir, la capacidad del niño de acceder al significado leyendo la palabra de forma global por lo que el sujeto no presenta grandes dificultades en la lectura a través de la conversión grafema-fonema de palabras regulares. Presentan un nivel mejor en tareas de lectura de pseudopalabras o palabras desconocidas. Tienen mayores problemas con la ortografía arbitraria y suelen confundir las palabras homófonas, ya que sólo se guían por la información auditiva.

Tienen dificultad para la lectura de palabras irregulares, (por ejemplo de la lengua inglesa), tendiendo a regularizarlas, por lo que normalmente comenten numerosos errores de omisión, adición o sustitución.

– Dislexia fonológica o indirecta.

Supone el mal funcionamiento de la ruta indirecta, es decir, la vía que utiliza la conversión grafema-fonema para acceder al léxico. Este tipo de dislexia dificulta la lectura de palabras largas y poco frecuentes y de palabras funcionales así como la lectura de pseudopalabras. Presentan numerosos errores morfológicos o derivativos ya que tienden a mantener la raíz de las palabras pero cambian los morfemas en la lectura. Errores frecuentes en la lectura de palabras función. Presentan mejores resultados en la lectura de palabras conocidas tanto regulares como irregulares. Es frecuente que tiendan a la lexicalización de las palabras, es decir, a leer las palabras que desconocen como si fuesen palabras a las que otorgan un significado.

– Dislexia mixta o profunda.

Se caracteriza por presentar déficits en ambas rutas, lo que provoca que se cometan errores semánticos, es decir, que se lean unas palabras por otras que no tienen ningún parecido visual pero sí semántico.

Presentan dificultades para leer pseudopalabras, palabras función, verbos y palabras poco frecuentes, cometiendo numerosos errores visuales y derivativos a la hora de leer y presentando dificultades para acceder al significado.

4.2. Alteraciones en la escritura.

¿Cómo clasificamos las alteraciones en la escritura?

Algunos niños por determinadas razones (falta de escolaridad, falta de motivación, baja inteligencia, ambiente familiar desfavorable) sufren retraso en la escritura. Estos trastornos pueden producirse por un inadecuado funcionamiento de alguno de los procesos:

o Planificación: Dificultad para crear mensajes escritos sencillos

o Construcción de la estructura sintáctica: Alumnos con lenguaje gramaticalmente pobre, manifiestan sus dificultades en la escritura.

o Procesos léxicos: Dificultad para encontrar la palabra precisa, para expresar un mensaje.

o Procesos motores: Los principales trastornos son:

  1. Referente a los alógrafos (mezcla de letras y

    tipos )

  2. Patrones motores (tamaño y forma)

  3. Organización general (espacios interlineales.)

Podemos, pues, clasificar las alteraciones del lenguaje escrito en:

  • Disgrafías adquiridas

  • Disgrafías evolutivas

    – Disgrafíasadquiridas:

    Referidas a niños que escribían correctamente y que por lesión cerebral comienzan a tener dificultades para aprender a escribir. Según qué proceso escritor se altere:

    oDificultades de planificación: Aunque su lenguaje sea gramaticalmente correcto, son incapaces de producir un lenguaje creativo y espontáneo.

    oAgramatismo: Pueden crear buenos mensajes pero tienen dificultades para construir oraciones gramaticalmente correctas que les permitan expresarlos. Sus dos principales alteraciones son: dificultades estructurales (problemas para colocar las palabras de manera ordenada en la oración) y frecuentes  omisiones de palabras. Las mas frecuentes en omitir son: las funcionales y afijos y no tienen problemas con las de contenido.

    o Disgrafías centrales: suponen un fallo en el proceso léxico por

    problemas en la vía de acceso:

    • Disgrafía superficial. No hay correspondencia fonema-grafema,

      está afectada la vía directa o visual.

    • Disgrafía fonológica. Fallo en palabras desconocidas o

      pseudopalabras, está afectada la vía fonológica o indirecta.

    • Disgrafía profundas. Escriben por relaciones semánticas. Sus errores son sustituir unas palabras por otras del campo

      semántico. Están afectadas las dos vías.

    • Disgrafía semántica. Pueden escribir correctamente al dictado

      palabras de ortografía arbitraria cuyo significado no

      comprenden.

    • Disgrafía periférica: Son alteraciones de carácter motor:

    o Agrafía apráxica: Incapacidad para planificar la acción motora. La ortografía es buena pero la grafía no.

    o Disgrafía aferente: Dificultad para mantener las letras dentro de una línea horizontal y tendencia a omitir o duplicar rasgos y letras.

    – Disgrafías evolutivas:

    Referidas a los alumnos que tienen dificultades para aprender a escribir. El principal trastorno se manifiesta a nivel léxico, en la recuperación de la forma ortográfica.
    Podríamos clasificarlas según la ruta alterada en: disgráficos fonológicos o disgráficos visuales si está afectada la ruta fonológica o visual respectivamente. Aunque lo normal es que estén alteradas las dos vías, encontrándonos:

    • –  Confusión de grafemas, por fallo de la ruta fonológica.

    • –  Faltas ortografía, por dificultades en la ruta visual u ortográfica. – Escritura en espejo, se invierten rasgos (d/ b), porque se

      conocen características pero no la totalidad por detalles que

      pasan desapercibidos.
      Se invierten letras (las/ sal), por dificultades para codificar el lenguaje (conversión grafema-fonema), por memoria de trabajo, se recuperan bien los fonemas y falla la memoria de trabajo al escribirlos y olvidan algunos de ellos o no los ponen en el orden correcto.

4.3. Necesidades educativas de los alumnos con alteraciones en la lectoescritura.

Las necesidades que, con carácter general, presentan los alumnos con alteraciones en el lenguaje escrito, son:

  • –  Necesidad de afianzar la vía de acceso que conserva.

  • –  Entrenar estrategias de uso de la vía de acceso alterada

  • –  Intervenir en el lenguaje escrito en disgrafías.

  • –  Intervenir sobre la lectura y escritura en dislexias.

  • –  Entrenar prerrequisitos lectores:

    . Desarrollo del lenguaje oral . Desarrollo cognitivo
    . Habilidades metalingüísticas

5.- CONCLUSIONES

 

Damos por concluida la exposición del tema, habiendo dado respuesta a todas y cada una de las cuestiones que nos planteábamos al comienzo del mismo.

Siendo la finalidad del Tema seleccionado la exposición de las necesidades educativas especiales de los alumnos y alumnas con alteraciones en el lenguaje y de los aspectos diferenciales en el desarrollo de la comunicación y el lenguaje, se ha expuesto: qué entendemos por alumnos con necesidades educativas especiales, tomando como referencia el marco de la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de Mayo, de Educación; texto consolidado con las modificaciones introducidas en su artículo único por la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa.

Al hacer referencia a las necesidades de los alumnos con alteraciones en el lenguaje hemos definido el concepto de lenguaje, cómo éste puede verse alterado, cómo podemos clasificar las distintas alteraciones y cuáles son los aspectos del desarrollo de la comunicación y el lenguaje de cada una de ellas.

Como Maestros especialistas en Audición y Lenguaje, debemos conocer cuáles son las necesidades que presentan nuestros alumnos con el fin de crear un Plan de Apoyo que les permita un acceso al sistema educativo fundamentado en la normalización e inclusión, asegurando la no discriminación y la igualdad. Por este motivo hemos destacado las necesidades de los alumnos en cada una de las alteraciones expuestas.

6.- BIBLIOGRAFÍA

  • BUSTO BARCOS, C. Manual de logopedia escolar. CEPE. Madrid 1995.

  • GALLARDO RUIZ, J. y GALLEGO ORTEGA, J. Manual de logopedia escolar. Aljibe. Málaga 1995.

  • GERARDO AGUADO. Trastorno específico del lenguaje. Retraso de lenguaje y disfasia. Ed. Aljibe. 2004

  • FERNÁNDEZ BAROJA, F. La Dislexia. Origen, diagnóstico y recuperación. CEPE. 2006

  • MONFORT, M y JUÁREZ, A. Los niños disfásicos. CEPE. Madrid 1993.

  • PEÑA CASANOVA Y PÉREZ, P. Rehabilitación de la afasia y trastornos asociados. Toray. Barcelona, 1994.

  • http://www.espaciologopedico.com

  • http://www.atelma.es/

  • http://www.disfam.org/dislexia/

preparadores de oposiciones